PREGUNTAS MÁS FRECUENTES



1. UN IMPLANTE, ¿ES UNA DECISIÓN IMPORTANTE?

Sí. Lo primero que debes hacer es asesorarte bien con tu dentista para saber de qué se trata exactamente tu problema. Te hará un diagnóstico completo de tu boca para saber si eres o no, un candidato adecuado para la colocación de implantes. Siempre que tengas cantidad y calidad de hueso suficiente y tu estado de salud general sea bueno está indicada su colocación.

Además, los implantes dentales son un tratamiento duradero, pero no hay que olvidar que una higiene diaria y la asistencia regular a los controles de mantenimiento establecidos por su dentista, son requisitos indispensables para el buen funcionamiento de los mismos.

Diferentes estudios y seguimientos llevados a cabo a lo largo de los años demuestran que el sistema de implantes dentales BTI es totalmente seguro ya que cuenta con un éxito quirúrgico por encima del 99%.


2. ¿PUEDO PONERME UN IMPLANTE?

A la hora de colocar un implante, el profesional es el que debe realizar los estudios necesarios para evaluar si se dan las condiciones adecuadas de calidad y cantidad de hueso maxilar, así como revisar el estado general del paciente.
Sólo en casos de pacientes, con condiciones especiales como: cáncer, diabetes no controladas, pacientes psquiátricos, jóvenes sin finalizar su desarrollo, embarazadas y fumadores estaría contraindicado la colocación de implantes.


3. ¿ES UN TRATAMIENTO DOLOROSO?

No. A pesar del miedo ancestral al dentista, hoy en día la población en general es consciente de que el dentista no hace daño. Aunque no es menos cierto que acudir a nuestras consultas no es lo más divertido que vayamos a hacer ese día. Un tratamiento de implantes exige una pequeña intervención quirúrgica, pero las molestias que esto puede ocasionar se pueden controlar perfectamente. Por lo general, dichas molestias no van a ser más que las producidas por la extracción de una muela.


4. ¿EXISTE EL RECHAZO?

El concepto de oseointegración es el opuesto al rechazo. Por lo tanto, podemos decir que el rechazo, utilizando la técnica y los materiales que describimos, no existe.

Podría suceder que perdiéramos alguno de los implantes colocados, por infecciones, sobrecarga prematura de los implantes, mala calidad ósea o por algunas otras causas más infrecuentes aún. Precisamente para evitarlo es por lo que estos tratamientos se deben realizar por un especialista cualificado que controle perfectamente todos estos parámetros. El tabaco es una causa común e importante de fracaso de un tratamiento con implantes dentales ya que perjudica gravemente la salud de sus dientes.


5. ¿CUÁNTO DURA EL TRATAMIENTO?

Los tratamientos con implantes están en constante evolución. El tiempo tradicio- Cleared by nal de oseointegración de 3 o 4 meses en la mandíbula y de 4 a 6 meses en el maxilar se pueden acortar en algunas situaciones especiales. De manera que si tenemos un hueso de buena calidad y una buena estabilidad inicial en algunos casos estamos realizando lo que denominamos carga inmediata o dientes en un día.

Podemos colocar unos dientes provisionales el mismo día o al día siguiente y luego transcurrido el tiempo tradicional de oseointegración, se realiza la prótesis definitiva. Pero será su especialista el que, en cada caso, te indicará cuál es tu mejor opción.


6. ¿HAY DIFERENTES CALIDADES DE IMPLANTES DENTALES?

Lo que diferencia a los implantes de BTI de otros que se encuentran en el mercado es que estos son fruto de una constante labor de investigación y desarrollo gracias a su prestigioso equipo de investigadores y colaboradores a nivel internacional que repercute directamente en la continua mejora e innovación de sus productos. Solicita a tu dentista calidad. Pide implantes dentales BTI.


7. ¿CÓMO SABEMOS QUE EL IMPLANTE QUE NOS COLOCAN ES DE BUENA CALIDAD?

Hoy en día, existen decenas de sistemas de implantes dentales en el mercado con grandes diferencias en sus diseños y en el origen de fabricación de las distintas piezas que lo conforman. El sistema de implantes dentales BTI tiene la aprobación de las autoridades sanitarias europeas con el marcado CE adecuado, y además consta de los sellos de certificación TÜV y FDA.